LOS NIÑOS Y LA DELINCUENCIA EN LOS BARRIOS

LA PROBLEMATICA DE LOS NIÑOS Y LA DELINCUENCIA -MUY BUENA NOTA DEL DIARIO EL LIBERTADOR- MARTES 5 DE JUNIO 2011

SOLEDAD ROSS, BARRIOS UNIDOS
"Es fácil echarle la culpa a los jóvenes"

Desde el Movimiento Social "Barrios Unidos" señalaron a EL LIBERTADOR que el problema de la delincuencia juvenil es uno de los que más los preocupa. Y si bien no trabajan con un área específica, desarrollan programas de inclusión para los jóvenes e riesgo.
"Tenemos chicos que se encargan del área de deportes, otros que trabajan en el apoyo escolar y alfabetización. Nuestro objetivo es darles una herramienta de inclusión social tratándolos con la dignidad que se merecen y los resultados con los jóvenes que tenemos son muy buenos", explicó Soledad Ross, una de las referentes del movimiento.
"Creemos realmente que la solución no es colocar más policías, porque de ese modo lo único que se hace es fomentar la violencia y el rechazo de la sociedad a estos jóvenes que no tienen la culpa de llevar la vida que llevan", comentó. Y agregó que la falta de políticas de inclusión con objetivos bien definidos es uno de los mayores inconvenientes.
"Hay que incrementar la capacidad educativa y las alternativas laborales de estos jóvenes. Ahí está el problema, es más fácil mandarlos presos y echarles la culpa a los jóvenes que asumir la responsabilidad que todos desde la familia, hasta la escuela tenemos en esta situación", declaró.
En este sentido y con respecto a la baja de la edad de imputabilidad, Ross dijo estar en contra. "Asumo que al igual que cualquiera corro el riesgo de ser víctima de un ataque por parte de un menor que es adicto a las drogas y que estando bajo sus efectos puede lastimarme o incluso matarme. Muchos les guardan rencor, cuando en realidad el problema es mucho más amplio de los que todos quieren creer", finalizó
Desde el movimiento destacaron finalmente que trabajan sin descanso con diversos talleres en los que se dan charlas a las familias con los que buscan generar conciencia en la población, sobre este problema buscando de manera conjunta posibles vías de acción para solucionarlo.



APUNTAN A LA CONTENCIÓN

Insisten en la necesidad de un centro de rehabilitación para los menores

La cantidad de jóvenes detenidos comenzó a incrementarse en los últimos tiempos. Los delitos más comunes son robos y arrebatos pero aseguran que el problema de fondo son las drogas.


OTRO FACTOR. Una familia poco contenedora puede afectar el comportamiento del joven.
PROMEDIO. Desde la Policía informaron que la edad promedio de jóvenes detenidos va de los 15 y los 20 años.

Durante el fin de semana pasado fueron detenidos cuatro menores de entre 14 y 17 años vinculados a distintos robos en la Capital. Pero el fenómeno no es aislado, casi todos los días el Departamento de Relaciones Institucionales de la Policía de la Provincia dan informes sobre la detención de jóvenes de Capital y el Interior.
Al respecto desde la Unidad de Investigación Criminal dijeron a EL LIBERTADOR que este tipo de detenciones se mantiene y que las edades promedio van de los 15 a los 20 años.
"No hay una tipología común de delitos con los que sean más frecuentes las detenciones pero el la mayoría de los casos son hurtos o robos. Aunque lo que sí está teniendo mucha repercusión son los casos de adolescente que son encontrados en la vía pública consumiendo estupefacientes (generalmente marihuana).
En todos estos casos, las autoridades están de acuerdo en afirmar que existe la necesidad urgente de crear un instituto de rehabilitación en donde se pueda contener a los jóvenes con estos problemas.
En su oportunidad en una entrevista periodística la Jueza hizo un comentario donde contaba que habían firmado un convenio con la Subsecretaría de Trabajo de la Provincia para que los jóvenes que queden detenidos por cualquier delito puedan realizar talleres y aprendan oficios.
Hace poco, la misma funcionaria fue consultada sobre los resultados de este convenio que ya lleva tres años de duración. "Anteriormente estos adolescentes se encontraban bajo el cuidado y la vigilancia del personal de la Jefatura de Policía. La novedad es que ahora pasan a depender del servicio penitenciario, lo cual es mejor, ya que sus integrantes están mucho mejor preparados para la atención y vigilancia de los menores dentro de un contexto de encierro", explicó.
La idea de la actividad es poder mantener sus mentes ocupadas en cosas positivas y productivas, a través de aprendizajes y enseñanzas, y de la presencia de distintos grupos (religiosos) que los asisten.
"Anteriormente, estos adolescentes se encontraban en un contexto de encierro que favorecía la ociosidad y la posibilidad de que estén todo el día en sus celdas o pabellones pensando en su futura libertad y en como delinquir mejor", expresó Esquivel Iglesia.

LAS DROGAS

Dos de los factores más influyentes que derivan en que un joven termine optando por la delincuencia, consiste en la falta de familias contenedoras y la adicción a sustancias tóxicas.
Por su parte la jueza de Menores Nº 1, Irma Domínguez, había señalado al respecto que cerca del el 99% de los chicos alojados en Corrientes cometieron delitos con consumo de sustancias. Afirmó que en general atacan a sus familias o bien, intentan suicidarse.
Teniendo en cuenta esta situación, la semana pasada la jueza Esquivel Iglesias junto al secretario Prevencional Gustavo Daniel Alcaine pusieron de manifiesto, frente al presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Cassani, su interés en un proyecto de Ley de "Salud Mental" que ya cuenta con media sanción del Senado y que actualmente se encuentra en tratamiento. Proyecto que consideran, es el que más se ajusta a la realidad, y es en ese sentido es que buscan el apoyo del cuerpo legislativo para su aprobación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada